BDSM NO ES ABUSO


[English]  [Espanol]

Para aquellos que están preocupados que BDSM es intrínsecamente abusivo…

BDSM - servidumbre y disciplina/dominio y sumisión/sadismo y masoquismo - no es abuso. BDSM se refiere al intercambio de autoridad de manera voluntaria, de sensación y estimulación, confiar con tu(s) pareja(s), y compartir amor y placeres saludables.

El abuso ha sido enmascarado como BDSM por aquellos que buscan validar sus relaciones abusivas, pero esos son dos conceptos que son intrínsecamente distintos el uno al otro. BDSM no puede existir sin consentimiento, que es informado, revocable, igualitario, explícito, entusiástico, y dado sobriamente por una mente consiente y desarrollada. En relaciones abusivas, uno o todos de estos elementos de consentimiento no están presente.

CPI está comprometido a proveer educación basada en consentimiento para informar tanto a personas eróticas como personas en relaciones abusivas.

Si tú o alguien que conoces se encuentran en una relación que cree que es abusiva, por favor utiliza estos recursos al final de esta página para buscar ayuda.


Para aquellos que están preocupados que abuso está sucediendo dentro del contexto de su relación BDSM o en sus parejas de juego…

Esta lista puede servir como punto de inicio para conversaciones importantes si todavía no está seguro(a) si es que la relación BDSM en la que te encuentras no es saludable. La palabra "pareja" y "relación" son usadas aquí para referirse a interacciones que puedan durar sobre el curso de una escena o sobre el curso de toda una vida.


Banderas Verdes:

Banderas verdes son factores de protección de una escena o relación que asegura que las personas participantes están seguras y que tienen autorización. Si todas tus banderas son verdes, lo más probable es que te encuentras en una relación segura y saludable. Pero recuerda que todas estas metas pueden necesitar revisión y actualización.


  • Yo y mi(s) pareja(s) tenemos más de un lugar o persona de la cual podemos obtener información y ayuda acerca de BDSM y erotismo.
  • Mi(s) pareja(s) y yo nos involucramos a través de mucho tiempo, con intensidad y de una manera gradual.
  • Mi(s) pareja(s) y yo intercambiamos recomendaciones de otros, (la cual utilizamos) cuando nos estábamos conociendo.
  • Confío en mis instintos con personas y mis alrededores.
  • Mi(s) pareja(s) y yo podemos crecer y cambiar a través del curso de nuestro tiempo juntos, pero cada uno toma responsabilidades individuales por el crecimiento y cambio.
  • La mayoría del tiempo el temperamento de mi(s) pareja(s) es constante y previsible, y también es el mío.
  • Todas las responsabilidades mi(s) pareja(s) y yo tenemos como parte de esta relación o escena es responsabilidad a la cual hemos consentido.
  • Mi(s) pareja(s) y yo podemos tener diferencias en edad, ingresos, nivel social o privilegio, pero hemos hablado cuando es necesario y somos cuidadosos para que eso no afecte la autorización que tenemos en nuestra relación o escena.
  • Cuando yo o mi(s) pareja(s) ponemos un límite, ese límite no es examinado ó cuestionado al menos o hasta que cambiemos ese límite juntos.

Banderas Amarillas:

No es raro que haya banderas amarillas en una escena ó relación saludable. Cuando se nota una bandera amarilla, es una indicación que hay que revisar que tus banderas amarillas no amenazan la seguridad de tu autorización o la(s) de tu(s) pareja(s) o que tú o tu(s) pareja(s) necesitan trabajar en cambiar esa bandera amarilla en una verde. Hay situaciones en que ese trabajo se puede hacer dentro de la relación, hay situaciones en que se necesita hacerlo a través de una o dos parejas fuera de la relación, y hay veces en que un terapista ó consejero puede ser un aliado en encontrar la solución. (Busca los recursos en tu área en la parte de abajo de esta página)


  • Yo y mi(s) pareja(s) tenemos una persona ó lugar de la cual obtenemos información y ayuda acerca de erotismo y BDSM.
  • Mi(s) pareja(s) y yo nos envolvimos muy intensamente, muy rápido.
  • Mi(s) pareja(s) y yo no utilizamos recomendaciones de personas.
  • Dudo mis instintos y frecuentemente trato de ignorarlos y a otras personas.
  • Tal vez no lo sepan, pero mi(s) pareja(s) necesitan cambiar, y yo sé cómo ayudarlos.
  • Hay veces que mi(s) pareja(s) es/son impredecible(s) en cómo me tratan de un día al otro, o parece que es difícil para mí(s) pareja(s) predecir como los voy a tratar de un día para el otro.
  • Hay ocasiones en que mi(s) pareja(s) pone la responsabilidad de su(s) conducta (s) sobre mi.
  • Mi(s) pareja(s) y yo tenemos una diferencia grande en edad, ingresos, nivel social o privilegio, y nosotros nunca en realidad hemos hablado como podría afectar en la autorización cada uno tiene en la escena o en nuestra relación.
  • Hay veces en que me pongo nervioso(a) en poner límites. Cuando lo hago, ese límite es examinado o cuestionado.
  • No me gusta cuando me piden que me comunique o que tome decisiones, cuando eso sucede busco relaciones de intercambio de poder donde no hay necesidad que yo comunique o tome decisiones.

Banderas Rojas:

Banderas rojas son señales que hay elementos en tu relación que probablemente pongan a tí ó a tu(s) pareja(s) en peligro. Si uno o más de estos elementos se aplican a tu relación, es tiempo de buscar ayuda externa. Por favor refiera a los recursos en la parte de abajo de la página.


  • Mi(s) pareja(s) rompe mi consentimiento, no busca mi consentimiento, ó yo estoy de acuerdo que mi consentimiento no es relevante.
  • Mi(s) pareja(s) me hace daño física y emocionalmente fuera del contexto de consentimiento del BDSM, ó dentro del concepto del contexto del BDSM, pero fuera de los límites yo he consentido.
  • Es muy importante que me comporte de una manera particular para que mi(s) pareja(s) no se moleste, incomode o trate de suicidarse.
  • He considerado suicidio como opción para alejarme de mi(s) pareja(s)
  • Mi(s) pareja(s) pone dificultades o me hacen sentir culpable por buscar información ó ayuda acerca de BDSM y erotismo en otros lugares o personas.
  • Tengo sentimientos e instintos que me dicen que lo que está sucediendo está mal, pero no me escucho a mí mismo(a).
  • Mi(s) pareja(s) no pueden cambiar la manera que se comportan, especialmente cuando hago algo mal.
  • Por supuesto esta no es una lista exhaustiva… Si tú no te sientes bien en tu relación o juego, esas son razones suficientes para buscar ayuda.

Recursos…

¡Si estas en peligro inmediato, no dudes en llamar al 911!